Buffalo Springfield Again (1967)

Una portada con un fotomontaje bastante cutre y de aires claramente hippies nos presenta el disco. En ella salen los cinco Buffalo Springfield recortados sobre unas montañas, con árboles rodeándolos, un pájaro, una mariposa, una figura angelical y todo enmarcado con dibujos florales. En fin, que bonita no es. En la contraportada (al menos en la edición en CD) se despachan a gusto agradeciendo a sus “amigos, enemigos y gente que no conocemos, por su influencia”. En letras capitales: Fred NeilKen Koblun (músico canadiense amigo de Neil Young que se ocupó del bajo por un corto período de tiempo), Jim FriedmanJack Nitzche (productor amigo de Neil Young) y Bob Gibson. Además de ellos, aparecen nombres como Otis ReddingHank WilliamsRoy OrbisonGene PitneyEric ClaptonPhil SpectorThe Five Byrds (más tarde Stills se juntaría con Crosby en CSN), Robert JohnsonFrank Zappa,StonesDonovan LeitchJefferson AirplaneJohn Lee HookerJimmy Reed (que sería más tarde versionado por Young), John ColtraneJim Fielder (bajista temporal de BS), Richie HavensPete SeegerChuck Berry o Vanilla Fudge. Como curiosidad, el nombre de Bert Jansch aparece mal deletreado y además de Robert Zimmerman (así acreditado) aparece el de su manager, Albert Grossman.

Pero bueno, curiosidades, portadas y créditos aparte, vamos al disco en cuestión. Como ya se ha dicho, el disco resulta más una colección de canciones que un disco compacto de un grupo unido. Cada miembro tira hacia su lado, en especial Neil Young, que casi no cuenta para sus temas con el resto del grupo. Además, los créditos son un poco caóticos y la información en Internet difiere de la que presenta en el disco. Aún así, las canciones del disco son lo suficientemente buenas como para considerarlo imprescindible.

Respetuosamente dedicado a las ladies del Whisky A Go Go y las mujeres de Hollywood” es la dedicatoria de Mr Soul. Uno de los clásicos, ya no del disco, si no de la discografía de Neil Young. Ese riff de guitarra que recuerda a cierto tema de los Stones y toda la potencia de la banda. Es el único tema de Neil en el que realmente parece formar parte de Buffalo Springfield. Se editó como cara B del single Bluebird, pero, a día de hoy, este tema es mucho más popular que la cara A. Ya he dicho que Richie Furay me parece el mejor cantante de los tres, y, particularmente, en este disco ralla a gran nivel con sus composiciones. La primera es A Child’s Claim to Fame. Un tema country que encajaría perfectamente entre los Byrds del Sweetheart at the Rodeo The Notorious Byrd Brothers (que aún no habían sido editados). Everydays es obra de Steve Stills. Canción dotada de un sonido jazzy y experimental y grabada en directo en el Gold Star según los créditos del CD. No acaba de gustarme demasiado, pero como experimento sí resulta interesante. Otro experimento, pero esta vez de Neil. El canadiense grabó casi por su cuenta unos cuantos temas con Jack Nitzche en los que dio rienda suelta a un sonido pop orquestado. Los que conocéis la carrera de Neil sabéis como suenan estos temas de Young. Pensad en las orquestaciones de A Man Needs A Maid, por ejemplo. Aquí el efecto no es tan grandilocuente, pero por ahí van los tiros. Posteriormente, según leo, se añadieron los coros de Richie Furay y así se incluyó en el disco. Expecting To Fly es una preciosa canción, eso no hay quien lo niegue, pero parece que suena en otro disco diferente. Como curiosidad azkenera, los Jayhawks tocaron este tema en su visita a Vitoria en 2003.

Y llegamos al single, Bluebird. En los créditos atribuyen a Steve, Neil & Richie las guitarras, y aclara, las 11,386. Ya os podeis imaginar. Un cañón y un temazo. La guitarra llena de fuzz que arranca es un clásico. Tremendamente alta sobre las demás cada vez que aparece se come al resto del sonido. En medio de la canción, se para la música y continúa la melodía acompañado por un banjo. La voz de Stills lleva auténtico serrín. La guitarra con fuzz sigue acompañando Hung Upside Down, pero esta vez es una canción relajada. Richie y Steve alternan voces y, la verdad, suena como un adelanto del sonido CSN posterior. Sigo diciendo que Richie era el mejor cantante de los tres. Sad Memory la compone el mismo y solo se acompaña con su guitarra y la de Neil. Un precioso tema que da paso a Good Time Boy. Una canción de soul que Furay deja cantar al batería Dewey Martin que, además, se luce con su instrumento. Esos arreglos de la sección de viento de The American Soul Train de Lousiana dan vida. Lástima, pero siempre me pareció que era una canción amputada y ahí quedaba mucho por decir más allá de los 2:11 que dura. Quizá cosa de celos de los otros autores. Vuelve Stills con ese estilo CSN. De hecho en los créditos se atribuye la inspiración a David Crosby. Los coros en cambio, son de Richie y Neil, pero suenan como si fueran Crosby y Nash. Sin duda se nota el camino que seguiría Steve una vez disuelto el grupo. La última pieza es otro clásico. Muchos años más tarde Neil titularía así un disco suyo: Broken Arrow. No soy músico, así que me cuesta mucho contar cuantos compases diferentes se incluyen en esta canción. Al menos cuatro, creo. Al arrancar suena una versión de Mr Soul diferente (juraría que cantada por Dewey), un toque instrumental y aparece el tema propiamente dicho. Según mi CD el productor es Neil Young, pero la mano de Jack Nitzche, no sé si presente o en espiritú, está ahí. Richie canta con Neil y entre estrofa y estrofa aparecen ruidos ambiente y musica que dotan a la canción de un aire a psicodelia, a Sgt. Peppers, a los Pink Floyd de Syd Barret. Sin embargo es un tema inclasificable. Parece folk, pero entonces cambia compás y parece pop. Después crees que ya la tienes y se escapa otra vez. Una maravilla, pero Neil sigue en otro planeta. El final te deja tarareando la canción.

En fin, que es un disco lleno de buenas canciones, pero se ve que en la banda ya había poco por decir. La disolución se veía venir. En Silver & Gold, Young se atrevió a contar un poco la historia a su manera. Ahí os la dejo:

Used to play
in a rock ‘n’ roll band,
But they broke up.
We were young and we were wild,
It ate us up.
Now I’m not saying
who was right or wrong.

Looking out on a big green lawn,
Girls and boys
Playing in the afternoon sun,
Life’s a joy
I heard an old song
playing on the radio.

Buffalo Springfield again.

I’d like to see those guys again,
And give it a shot.
Maybe now we can show the world,
What we’ve got.
But I’d just like to play
for the fun we had.

Buffalo Springfield again.
Buffalo Springfield again

Living with War (2006)

El mejor disco de Neil Young en los dosmiles. De hecho, el mejor desde Mirrorball (y no sigo para atrás para no entrar en polémicas aunque el Sr Magnolia no va desencaminado). Algo pasó por la cabeza del canadiense además de un aneurisma, porque Neil se levantó de la cama del hospital muy enfadado con la administración Bush. Era hora de hacer algo y hacerlo rápido. ¡Y tan rápido! En apenas dos semanas, compuso, grabó y casi editó el disco. Y lo grabó con un sonido muy Crazy Horse, pero sin Crazy Horse. De hecho solo le ayudaron Rick Rosas Chad Cromwell. Bueno, también Tommy Bray metió alguna trompeta. Y sí, también contó con el coro de las 100 voices. ¡100! Está claro que Young le quería transmitir a Bush que no era el único que pensaba de esa manera. A la vez que el disco, Neil inició un proyecto en Internet donde se iban colgando videos con la elaboración y grabación de los temas. Y en algunos se ve a los coristas riéndose escuchando por primera vez las pullas del músico al presidente de los USA. Y es que en este disco el sonido es importante, pero casi tanto o más son las letras. Living With War hace parecer a todos los anteriores discos políticos y temas contra la guerra de Irak meras cancioncillas de campamento. El canadiense, estadounidense de adopción, no tiene pelos en la lengua.

After The Garden deja claro tanto el contenido como el continente del disco. Ataques constantes a Bush, distorsión, simpleza en las composiciones y esos coros resonando. Al componer tan rápido, se llama más al instinto que a la cabeza. No da tiempo a pensar y las melodías salen con naturalidad. Neil Young es el Neil Young que lleva dentro desde hace ya 40 años. Living With War es una gran canción en un disco que el nivel está muy alto. I’m Living With War everyday/I’m Living With War in my heart everyday. Tremendo. The Restless Consumer es otro de los picos altos, de hecho una de mis favoritas. Ese estribillo donde las 100 voces gritan Don’t need y Neil responde todo lo que él considera que no necesita es una idea muy efectiva. Sock And Awe, otro gran tema. Una melodía plenamente Neil Young. Una suerte eso que os comentaba de componer rápida e instintivamente, porque ahí está Neil. Algunos dirán que se repite. Yo digo: gracias. Families habla del tormento de los soldados viviendo en peligro lejos de sus familias. Y no se cansa de atacar. Flags Of Freedom. Otro temazo. El hijo que parte hacia una guerra en la que nadie cree. Me gusta particularmente esta estrofa.

Sister has her headphones on
She hears the music blastin’
She sees her brother marching by
Their bond is everlasting
Listenin’ to Bob Dylan singin’ in 1963
Watching the flags of freedom flyin’

¿Se habrán cruzado en Oeiras? ¿Habrá el pequeño judío escuchado esto? Sería bonito imaginar la conversación entre ambos sobre este verso…

Neil sigue a la carga. Ahora con toda la artillería. Let’s Impeach The President. Así se hacen las cosas. Directo en la mandíbula. Adiós Springsteen y sus protestas mojigatas. Destituyamos al presidente. Otra de mis favoritas. Y esa parte donde se reproducen discursos reales de Bush contradiciéndose es terrorífica. Todos los motivos por los que no están contentos con su presidente en una canción poderosa. El momento más logrado del disco (al menos en cuanto a letras).

Después Young se para a pensar. Lookin’ For A Leader. El país necesita un líder…

And maybe it’s a woman
Or a black man after all

Aunque no puede evitar sus dudas:

Maybe it’s Obama
But he thinks that he’s too young
Maybe it’s Colin Powell
To right what he’s done wrong

Parece que el viejo Neil aún cree en la redención, o simplemente es una ironía. No lo sé. Para mi esta canción está un escalón por debajo del resto del disco. Igual que Roger And Out. Quizá tanta mala leche y reivindicación canse. Pero para mi estas dos últimas solo llegan al notable (venga, discusión!) Bueno, últimas no. Young se despide con un himno patriótico y lleno de esperanza: America The Beautiful. Sí, Bush es malísimo, pero América está por encima de estos personajes indeseables, piensa Neil.

Tremendo disco. Un testimonio de una era oscura. No sé si dentro de unos años Living With War será el testimonio musical de una época o caerá para siempre en el olvido igual que debería quedar la figura denostada en él. Sea lo que sea, a mi me ha gustado vivirlo.

haserretuta:

A los pocos meses de la edición de Living With War se editó otro disco con el nombre de Living with War – In the Beginning.

Se trata del disco tal y como fue grabado por Neil y por la banda en el estudio. Sin el coro de las 100 personas y sin America the Beautiful. En fin, pues eso. Bastante más interesante es el completísimo DVD que lo acompaña. Podemos ver los “video clips” de las canciones, todos con imagenes de tv, sobre la guerra o sobre asuntos parecidos. También podemos ver -tal como ya pasaba en los DVDs de Greendale y Prairie Wind-, como fueron grabadas las canciones, como Neil les enseña los temas a Rosas y a Crownwell, justo antes de ser grabados, y como se grabó el coro de los 100, encima de las canciones. También hay una opción para oir las canciones con sonido 5.1, varias entrevistas en la tele con Neil, hablando sobre Living With War, un par de temas de la gira del 86, y un montón de información adicional sobre el concepto LWW.

Francamente muy interesante.

Road Rock Vol. 1 (2000)

¿Por qué, Neil, por qué?
¿Por qué un disco en directo cuando solo habías editado otro de estudio desde el último? ¿Por qué si Silver & Gold era un disco acústico nos entregas un directo (básicamente) eléctrico? ¿Por qué saltarse esa coherencia con los discos en directo, desde el Live Rust hasta el Year Of The Horse pasando por elUnplugged (no digamos Weld), donde cada uno de ellos trasladaba a los escenarios el espíritu del disco inmediatamente anterior? ¿Qué sentido tiene este disco? ¿Por qué, si va a ser un disco en directo no están – por primera vez – Crazy Horse? ¿Dónde están después de todo lo que se decía en la película deJim Jarmusch? Si el sonido Crazy Horse es inimitable, ¿por qué te atreves a intentarlo tú por tu cuenta? ¿Por qué hacer para la ocasión un grupo defriends que, pese a ser todos grandes músicos, no acaba de cuajar? ¿Por qué echamos de menos a Ralph Molina pese a que Jim Keltner es mucho mejor batería? ¿Por qué Ben Keith no consigue la energía bruta de Poncho? ¿Qué pinta Donald “Duck” Dunn, un gran bajista de soul, en este batiburrillo? ¿Por qué hay canciones donde no se escucha por ningún lado a Spooner Oldham y sus teclas? ¿Por qué en cambio si que Pegi y Astrid Young meten coros en todos los temas?

¿Por qué arrancas con Cowgirl In The Sand provocando la sensación de que ya estamos en medio del disco? ¿Por qué parece que esto va a ser una selección de temas sin ninguna coherencia? ¿Por qué cuando parece que todo se encarrila en Walk On aparecen esos coros tan cursis al final de la canción? ¿A que viene incluir un tema nuevo, no demasiado inspirado y completamente fuera de lugar como Fool For Your Love? ¿Por qué no reservarlo para Are You Passionate donde posiblemente encajaría mejor e incluso podría aportar algo? ¿Por qué me gusta tanto Peace Of Mindpese a esa batería trotona con ritmo de marcha militar? ¿Por qué un tema acústico aislado en medio? ¿Por qué Words pierde toda su rabia y arranca como un tema bonito? ¿Por qué continúa dando bandazos durante 11:00 sin que acabe de quedar claro cual es el ánimo de este tema? ¿Por qué pese a todo esta canción es tan grande que puede llegar a emocionar? ¿En que estabas pensando cuando decidiste interpretar Motorcycle Mama con ese ritmo entrecortado?
¿Por qué cuando parece que el único nexo de los temas es que no hayan aparecido en ningún otro directo, nos sales con Tonight’s The Night? ¿Por quéTonight’s The Night, Neil? ¿Por qué? ¿No sabías que lo que sonaba en Weld iba a hacer parecer cualquier otra interpretación como una cancioncilla débil e inocua? ¿Y por qué All Along The Watchtower? ¿Por qué otra vez Dylan, otra vez ese tema? ¿Por qué Chrissie Hynde? No digo que sea mala elección, pero ¿por qué ella? ¿Por qué es posiblemente la mejor versión del disco y se queda ahí perdida? ¿Por qué un disco tan corto e insípido?

Otra cosa que me pregunté al abrir la carpeta por primera vez ¿Por qué Friends + Relatives me hizo ilusionarme pensando que iba a haber muchas más colaboraciones especiales? ¿Por qué no algún otro Friend especial que nos hiciese esperar ansioso su aparición? ¿Por qué V 1? ¿Pensabas que íbamos a solicitar muchos más volúmenes? ¿Acaso pensaste atosigarnos y quitarnos nuestro dinero con muchos más Road Rocks? ¿Por qué no te paraste a pensar lo que hacías antes de publicar de prisa y corriendo este disco tan mediocre?

¿Por qué este disco, Neil? ¿Por qué?

Broken Arrow (1996)

Parece que el supuesto enfado con Crazy Horse ya se le ha pasado y Neil no tarde más de un año en volver con ellos. Se meten en el estudio y, por lo que parece, el sistema de trabajo es similar al que practicó con los de Seattle. Un par de indicaciones y todos a grabar. El disco viene marcado, una vez más, por la muerte de una persona próxima. En este caso, David Briggs, productor de muchos de sus discos y, en buena parte, responsable de la bola de distorsión que supone el sonido de Crazy Horse. De hecho el disco figura como A Punk David Production Produced By Neil Young.

Broken Arrow es un disco que parece tener un sonido propio y diferente, sin rupturas bruscas con lo que Neil viene haciendo. Se basa en guitarras distorsionada arpegiadas (más de lo habitual) y temas lentos y pesados con estribillos haciendo hincapié en las armonías vocales dulces y trabajadas. Sin embargo, el mayor problema es que esta identidad del disco no se llega a consolidar porque Neil la transgrede continuamente dando la impresión de disco inacabado y deslavazado.

Abre con Big Time, un gran tema que marca esas pautas enumeradas. Leyendo la letra, parece hablar de una chica, pero también podría hablar de Briggs:

Talkin’ bout a friend of mine
Talkin’ bout a gold mine
Richest vein in any mountain

I’m still living the dream we have
For me it’s no over

Loose Change es un tema anecdótico que sirve para que Neil y su grupo se embarquen en una jam interminable de un solo acorde, alargando la canción hasta llegar prácticamente a los 10 minutos. En cambio Slip Away es otro de los tres pilares sobre los que se sustenta el disco. Una guitarra aullante marca de la casa mientras Poncho arpegia suavemente con su guitarra con el overdrive a tope. Memorable y precioso el estribillo:

And when the music started
She just slip away…

Changing Highways es una canción de aires country que en su riff, puede recordar a World On A String. Sin llegar a esos niveles, es un buen tema. La tercera canción definitoria del disco es Scattered (Let’s Think About Living). Un Young filosófico no deja de preguntarse acerca del sentido de la vida, la muerte y el amor. El arranque de la canción puede poner los pelos de punta con esa guitarra que suena más lastimera que nunca.

Y cuando parece que el disco va a seguir esa línea de temas tristes y de aires cansados con alguna concesión al country, la cosa tira por otros derroteros. Aparece This Town, con una guitarra muteada en un riff continuo entrelazada con otra arpegiada y un estribillo casi inexistente. El tema no está mal, se aparta del sonido de Crazy Horse, pero como anécdota, estaría bien. Music Arcade es una balada acústica, grabada en un susurro muy cerca del micrófono. Tan cerca, que se escucha perfectamente la saliva de Neil dentro de su boca mientras entona una canción que incide en una melodía continua y constante. Para terminar, una prescindible versión de Baby What You Want Me To Do de Jimmy Reed. Un blues pesado grabado en directo en lo que parece un local pequeño, lleno de humo, de esos donde gusta ver a nuestros grupos favoritos. El ambiente de esos locales está bien conseguido, pero el tema no encaja para nada con el conjunto.

En fin, un disco que funcionaría mucho mejor si apuntase todos sus dardos en la misma dirección. Parece que Neil Young tenía prisa en sacar el disco y embarcarse en una gira el año que según el horóscopo chino, pertenece al Caballo (parece ser que David Briggs solía incidir en este tema). De ahí saldría un disco y una película de Jim Jarmusch memorable, antes de que nuestro canadiense favorito se tomase un merecido descanso. Se le notaba cansado. Pero no adelantemos acontecimientos…

Harvest Moon (1992)

Decía Haserretuta que Ragged Glory era la última obra maestra de Neil Young. Pues bien, no sé si Harvest Moon (y alguno más que viene a continuación son obras maestras) pero, desde luego, son discos más que notables y muy próximos a tal calificativo para mi. Además se unen los motivos personales… pero esa es otra historia.
Después de reunir con éxito a Crazy Horse y retornar en cierta medida a los tiempos de Rust Never Sleeps, entregando esa descarga de adrenalina y distorsión que plasmó en Weld, Young decidió tomarse las cosas con calma. Volvió a llamar a los Stray Gators con los que grabó Harvest y registró algunas canciones con instrumentos acústicos. Incluso James Taylor Linda Ronstadt se sumaron de nuevo a hacer coros en algunos temas.

El disco se abre inmejorablemente con Unknown Legend, una maravillosa canción dedicada a su mujer Pegi, que servía en un diner. Dice Neil que es cierto eso de que solía pedir solo para verla flotar a través del suelo. Para hablar de From Hank To Hendrix no puedo hacer otra cosa que copiar aquí su letra:

From Hank to Hendrix
I walked these streets with you
Here I am with this old guitar
Doin’ what I do.

I always expected
That you should see me through
I never believed in much
But I believed in you.

Can we get it together
Can we still stand side by side
Can we make it last
Like a musical ride?

From Marilyn to Madonna
I always loved your smile
Now were headed for the big divorce
California-style.

I found myself singin’
Like a long-lost friend
The same thing that makes you live
Can kill you in the end.

Can we get it together
Can we still stand side by side
Can we make it last
Like a musical ride?

Sometime its distorted
Not clear to you
Sometimes the beauty of love
Just comes ringin’ through.

New glass in the window
New leaf on the tree
New distance between us
You and me.

Can we get it together
Can we still walk side by side
Can we make it last
Like a musical ride?

Una de las mejores canciones del disco. Neil suele seguir interpretándola en directo en giras posteriores.
You And Me presenta una acústica afinada en Re abierto, muy característica de Young, a la que saca todo el partido. La canción que da título al disco es otra de las joyas de la corona. En el video (retirado últimamente de youtube) se ve a Neil y a Pegi bailando juntos en un local nocturno. Con esta se cierra momentáneamente las canciones de amor.
War Of Man tiene una cuidada instrumentación, pero, siendo una buena canción, no llega al nivel de las anteriores.
One Of These Days empieza la segunda cara. Una canción tan simple como entrañable.

One of these days
I’m gonna sit down and write a long letter
To all the good friends
I’ve known…

Continúa Neil con esa linea intimista. Una canción del año 87.
Si en Harvest estaba A Man Needs A Maid acompañado por esa orquesta, en Harvest Moon Neil incluye Such A Woman. Una preciosa canción en la que, a mi, me parece que encaja bien las cuerdas pero no una percusión con un reverb que recuerda a grabaciones de tiempos anteriores.
Ya tenía varias canciones a su mujer, una a sus amigos, y ahora, un Neil muy relajado recurre al banjo cuando habla de su perro. Un tema alegre pero prescindible. Este da paso a otra de las joyas de este disco. Dreamin’ Man, una confesión en toda regla, una preciosidad de canción:

I’m a dreamin man, yes, thats my problem
I cant tell when I’m not being real.
In the meadow dusk I park my aerostar
With a loaded gun and sweet dreams of you.

I’ll always be a dreamin’ man
I don’t have to understand
I know it’s alright.

Neko Case incluyó en su ep Canadian Amp una versión de este tema que casi, casi iguala a este original. Con Harvest Moon From Hank To Hendrix, el podium del disco.

Y si Ragged Glory se cerraba con Mother Earth, este se cierra con Natural Beauty. Un tema también de temática ecologista, grabado en directo y de una inmensa belleza. Estos dos últimos temas, tienen copyright de 1989. Cabe suponer que no encontraron lugar en Freedom o que, quizá, llegaron demasiado tarde.

Ya digo que, puede no llegar al nivel de Obra Maestra, pero lo roza. De todas formas, yo no puedo ser objetivo con este disco, lo reconozco. Para mi es un disco inmenso.