Re-ac-tor (1981)

Category : Neil Young · by Nov 14th, 2012

Los malditos 80. Resulta difícil razonar cuando se trata de hablar de esta época en general y muchísimo más cuando se habla de Neil Young en particular. Imagino que muchos de vosotros debisteis conocerle en los 90, con el éxito de discos como Ragged Glory Mirror Ball y dejando a parte el nivel estrictamente musical, debéis guardar buenos recuerdos relacionados con aquellos discos y aquellos tiempos. Bueno, pues algo parecido me pasa a mi con la época ochentena de Neil Young, No le conocí con Re-ac-tor, (¡en el 81 solo tenia 10 años!) pero sí durante la década (debía ser sobre el 86) y guardo gratísimos recuerdos de las andanzas de nuestro hombre en estos años.

Bueno, pues lo dicho. Tengo un gran cariño por discos como Old Ways This Note’s For You, pero realmente he de decir que lo que siento por Re-ac-tor es bastante más que eso. Re-ac-tor es un disco que realmente me gusta. Sé que es un disco menor, que ha sido siempre vapuleado por la crítica, que algunas de esas canciones están, como aquel que dice, hechas en cinco minutos, pero que le vamos a hacer… serán esas guitarras, no sé…el caso es que he pasado muy buenos ratos con él.

Por si alguien no lo ha oido nunca, Re-ac-tor se trata de uno de los discos mas guitarreros de Neil Young & Crazy Horse. La primera canción es Opera Star. Potente riff , quizá con un estribillo algo grotesco aunque divertido.
Tú naciste para el rock.
Nunca serás una estrella de ópera.
Tú naciste para el rock.
Nunca serás una estrella de ópera
Ho-Ho-Ho-Ho-Ho-Ho.
Ho-Ho-Ho-Ho-Ho.

Por el mismo camino transita Surfer Joe and Moe The Sleeze. Crazy Horse en su salsa. Despues nos encontramos con una majaderia llamada T- Bone. Durante casi diez minutos de orgía guitarrera, la letra se compone de dos absurdas frases:
Got mashed potatoes
Ain’t got no T-bone
Tengo puré de patatas
No tengo una chuleta

La explicación parece ser que esta era una frase que repetia a gritos el dueño de un restaurante donde trabajaba Pegi, la que despues fuera mujer de Neil, y donde este iba a comer a menudo, solo por verla. Mi canción preferida del disco. La primera cara acaba con un buen tema con aire mas de rockabilly llamada Get Back On It. La segunda se abre con Southern Pacific, que fue el primer single del disco (el segundo fue Opera Star) y que se trata de otro buen tema sin muchas pretensiones. Motor City Rapid Transit son un poco mas flojas, aunque no están mal. El disco acaba con Shots, una de las mejores canciones del disco, que se trata de una acelerada versión de una balada que llevaba años interpretando en directo.

Aemás, está este bonito cachivache que es uno de mis amuletos más preciados. El single de Southern Pacific en vinilo rojo de forma triangular y con la portada en forma de piramide. ¡Fantastico!

Re-ac-tor. No sé que opinión tendreis al respecto, aunque supongo que no muy buena. No estoy seguro de poder llegar a denominarlo un buen disco, aunque una vez un crítico de la revista Mojo, llegó a decir de él, que era poco menos que un precursor del Grunge, lo cual es una tonteria como otra cualquiera, pero que indica que por lo menos, no soy al único al que le gusta.

Comentarios

SHARE :