Siren (1975)

Roxy-Siren-1

Seguimos con las chicas de buen ver en las portadas de Roxy Music: en esta ocasión se trata de Jerry Hall, en aquel entonces pareja de Bryan Ferry hasta que la cosa acabó como el rosario de Mick Jagger.

“Siren” es un disco de transición. Tiene trazas de la belleza melódica del debut, de las atmósferas oscuras de “For Your Pleasure”, de la serenidad de “Stranded” y de la caña glam de “Country Life”, pero ya deja ver claramente el giro pop que ha tomado la banda. Ferry deja de lado el estilo majestuoso, casi operístico, que le había caracterizado hasta entonces, y las melodías, como la mayoría de los temas, se simplifican. Por su parte, la guitarra de Manzanera suena más “marciana” que nunca, y el teclado de Jobson tiene cada vez más protagonismo.

Empieza con el single “Love is the drug”, destinado al éxito desde su nacimiento y seguramente la canción más pop de Roxy Music hasta ese momento. La dulce “End of the line”, con el violín de Jobson y los coros del propio Ferry, tiene un aire a la segunda etapa de los Beatles, al igual

En realidad, lo que se simplifica son sólo las melodías y los ritmos, porque “Siren” está lleno de recursos harmónicos. Quien, escuchadas las dos canciones iniciales, se temiera un disco algo convencional, cometería un error. La ida de olla de dos minutos de Manzanera con la que empieza “Sentimental Fool” es una muestra clara. De hecho, la susodicha podría encajar perfectamente en el mismísimo “For your pleasure”, cuando no en cualquier álbum de la etapa Ziggy Stardust de Bowie. De hecho, llámenlo obsesión, pero a mí ese piano eléctrico me suena mucho a Aladdin Sane. Y no hablo de falta de originalidad, sino todo lo contrario.


(sólo audio)

De hecho, “Siren” está lleno de sorpresas. Si se echaba en falta un bombazo inicial, sólo hay que esperar a escuchar “Whirlwind”, que es una auténtica caña. Mucho ojo al riff de Manzanera, porque se sale.

http://www.goear.com/listen/5151e66/Whirlwind-Roxy-Music
(no hay youtube por ninguna parte, así que la he subido aquí)

Sorprendentes, dinámicas y algo psicodélicas son también “She sells” y “Could it happen to me” y “Nightingale”, aunque se hagan un poco largas. Pero más aún lo es “Both ends burning”, con sonido, sobre todo del teclado, que marcaría toda una década, en este caso la de los 80.

Por lo demás, “Siren” acaba con toda una declaración de principios, “Just another high”; en lo que a todas luces es una canción de amor, me llaman la atención estos versos: “I´m just another crazy guy / Playing at love was another high / Just another high”. Quizá porque este disco, a pesar de bajar un poco el nivel con respecto a los anteriores, es otra locura más.

Roxy-Siren-2

Stranded (1973)

Roxy-Stranded-1

El primer LP de Roxy Music sin Brian Eno, que poco después lanzaría Here Comes The Warm Jets, es menos experimental, arriesgado o como quieran llamarle que los dos anteriores (y que el siguiente), pero Bryan Ferry no sólo sigue cantando como el mismísimo Dios, sino también sobrado de buenas ideas.

Como de costumbre, el disco empieza con un bombazo, en este caso “Street Life”: corta (dentro de lo que son las canciones de Roxy Music), potente y directa. Eddie Jobson es más teclista y menos artista multi-instrumental que su predecesor Brian Eno, y se nota nada más empezar.

http://www.youtube.com/watch?v=prlt_3v5G84
Versión en directo del 76.

Además, el propio Bryan Ferry toca el piano eléctrico en algunas canciones, como la hermosa “Just Like You”.

El sonido de los Roxy Music post-Eno es más pop, pero también empieza a ser más funky/soul, especialmente por lo que al ritmo se refiere. “Amazona” y “Serenade” son los ejemplo más claros de ello en este album; en “Country Life” hay más, pero eso se lo dejo a Eloy.

De todas formas, Roxy Music estaban aún lejos de sonar a pop, y todavía más lejos de ser convencionales. Sin las atmósferas de los discos anteriores, sigue habiendo ruedas de tres acordes que giran plácidamente, como “Psalm” o “Mother of Pearl”, un poco en la línea de “Sea Breezes” o “Grey Lagoons” respectivamente.

Pero, si algo indiscutible tiene este disco, es ese apocalipsis llamado “A Song For Europe”. Sólo se me ocurren dos cosas al respecto: la primera es que cada vez que la escucho se me aparece cual icono bizantino Rutger Hauer en el final de Blade Runner (los versos “I’ll remember / All those moments / Lost in time…” en la voz de Bryan Ferry deben de tener mucho que ver). La segunda es preguntarme cuántos ejemplares de “Stranded” habrán rayado maestros como Nick Cave, Freddie Mercury o David Bowie, que tampoco se salva, escuchando este monumento musical.


Versión en directo del 79, a la altura de la original.

Y si, al igual que “Roxy Music” y “For Your Pleasure”, “Stranded” empieza con un bombazo, también acaba como los anteriores: oscuro, como el final abierto de un film noir. “Sunset” es la canción más extraña y compleja del disco; aunque lejos del escalofrío que es “For Your Pleasure”, Bryan Ferry se queda con todos nosotros a base de piano eléctrico, voz y elegancia, de tal manera que quien está descubriendo por primera vez la discografía de Roxy Music se queda con una sensación de intriga y de ganas de saber “qué viene después”.


(Sin vídeo pero el slideshow no está nada mal

Después viene “Country Life”, así que agárrense fuerte. Y no olviden supervitaminarse y mineralizarse!

Roxy-Stranded-2